ESTADO DE LA SANIDAD VEGETAL EN EL CAQUI

18 de juny, 2021 - Castellano -

El acto en el que participaron más de cien asistentes (concretamente se registraron 112) fue presentado por el director de la Cátedra, Bernardo Pascual que tras una rápida presentación de los objetivos de la cátedra CLAU-IDEA y de la jornada, dio la palabra l’alcalde d’Alzira, señor DIEGO GÓMEZ GARCÍA y a continuación a la Consellera d'Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica, Honorable Sra. MIREIA MOLLÀ HERRERA. 

El señor Diego Gómez tras señalar la importancia de la industria agroalimentaria en la ciudad, informó de la reapertura del insectario para el control biológico del “cotonet”, así como de la importancia de la prevención de los incendios forestales en los espacios naturales, que será uno de los temas a abordar en la cátedra. 

La Honorable señora Mireia Mollá incidió en los problemas que presenta en la actualidad el sector del caqui, tanto en el aspecto sanitario, como en el económico. En cuanto a la sanidad, ha de incluirse el control biológico que, aunque es prioritario en la actualidad, necesita de un tiempo para su adaptación; en cuanto al tema económico, la solución sobrepasa el nivel local, con implicación a la Unión Europea. 

A continuación, el Director de l’Escola Tècnica Superior d'Enginyeria Agronòmica i del Medi Natural, señor ALBERTO SAN BAUTISTA PRIMO, presentó a cada uno de los ponentes.


Antonio Vicent Civera 

Cap de la Unitat de Micologia del Institut Valencià d’Investigacions Agràries 

Vicente Dalmau Sorli 

Cap del Servei de Sanitat Vegetal i Protecció Fitosanitària; Conselleria d’Agricultura, Pesca i Alimentació 

Antonia Isabel Soto Sánchez 

Dep. d'Ecosistemes Agroforestals. Escola Tècnica Superior d'Enginyeria Agronòmica i del Medi Natural; UPV. 

José María Soler Feliu 

Desenvolupament de mercat de Bayer Ibèria 

Ana Belén Arévalo Barrionuevo 

Responsable Técnico de Desarrollo en Campo, Agrobio S.L. José Pablo Mollá Inglada CORTEVA Agriscience


Finalmente tuvo lugar un coloquio moderado por el profesor Alberto san Bautista, en el que se debatieron diversos temas planteados por los presentes.


Como conclusiones más destacadas pueden citarse: 

Las plagas más importantes del caqui en la actualidad son el cotonet (Pseudococcus longispinus) y las moscas blancas (Dialeurodes citrí y Paraleyrodes minei, sobre todo la primera); en cuanto a enfermedades, la mancha foliar del caqui, producida por el hongo Plurivorosphaerella nawae (= Mycosphaerella nawae) 

El ciclo del hongo y de las plagas marcan el momento óptimo del tratamiento, que es tan importante, o más, que el producto a utilizar. 

El control del hongo y de las plagas necesita de determinadas prácticas agronómicas (como la eliminación de las hojas de la superficie del suelo), del control biotécnico (con la utilización de feromonas) y del control biológico (con la utilización de depredadores y de parasitoides). 

La salud del ecosistema agrario del caqui es muy importante; destaca la pobre presencia de enemigos naturales especialmente en lo referente a parasitoides, y en concreto de los cotonets, por lo cual se tienen que imponer estrategias para incrementar la diversidad y abundancia de los enemigos naturales, eliminando los fitosanitarios agresivos con ellos. 

La aplicación de insecticidas y fungicidas tiene que conseguir un recubrimiento total, y por problemas de resistencia es necesario alternar los productos, siendo necesaria la utilización de nuevos productos, particularmente de los admitidos en agricultura ecológica. 

Spirotetramat es activo fundamentalmente por ingestión; es un inhibidor de la biosíntesis de lípidos, su efecto principal es sobre los estadios juveniles, por lo cual se tiene que aplicar en el máximo de inmaduros, y la eficacia es máxima a los 20 días del tratamiento. Es selectivo para los enemigos naturales de las plagas. 

En cuanto a los cotonets, las estrategias de control químico ofrecen resultados variables y limitados, consiguiéndose eficacias del 75%. Resulta muy importante el control de las hormigas. 

En estudios realizados en Alginet, dos tratamientos con spirotetramat, el primero el 15 de julio y el segundo (spirotetramat + aceite el 28 de agosto) han obtenido eficacias del 94% a los 20 días después de los tratamientos y del 75% en cosecha. 

En otros estudios, la mejor eficacia se consiguió con 3 tratamientos: spirotetramat (a final de mayo), sulfoxaflor (16 de julio) y spirotetramat (20 de agosto). 


Toda esta información estará accesible en la página web www.catedraclauidea.com

fotografía BP
Comparteix 
Veure anterior Veure següent